OCIO vs FACEBOOK

CAMBIO FACEBOOK POR OCIO

(Fecha 27 marzo 2015) Tengo un problema en mi oficina y en realidad lo veo en todos lados, la nueva generación multitasking – hacen todo a la vez-, ya no me sirve tanto como seres originales.  Están todos acelerados y “siempre tienen algo que hacer”. Es difícil para mí, como jefe, hablar con alguno de ellos sin que dejen de mirar sus smartphones o teléfonos celulares aunque éstos no suenen, se ponen nerviosos o aburridos cuando “no están haciendo nada” y son gente desesperada cuando se olvidan su memoria externa, es decir sus aparatitos electrónicos. Bien decía Mujica, la electrónica remplaza a la soledad.

Ahora voy  a hacer un experimento en mi oficina, decirles que no trabajen en los momentos en que ellos entran a su Facebook cada vez que suena  la alerta que les recuerda que llegó un mensaje. Sé que no me van a hacer caso y que voy a crear un cataclismo nervioso en el trabajo, pero es que necesito CREATIVIDAD y he visto que es lo que más ha disminuido en los últimos años en mi grupo de trabajo. Estoy proponiendo OCIO por FACEBOOK para que puedan tener un momento de libre pensamiento y que, ojalá, puedan crear o alucinar algo diferente para nuestros trabajos, nuestras vidas y nuestros proyectos.

También voy a tratar (no sé si lo consiga) de no tener celular un cierto tiempo, porque ya me di cuenta que con ese aparatito me usan para saber dónde estoy y simplemente “no van al trabajo”, cuando el gato no está los ratones hacen fiesta, dicen. Les cuento que ya me entró pánico el último viaje que hice a Guayaquil cuando me olvidé mi celular cargando la batería en mi carro (otro problema que ya se solucionó con baterías portátiles de alta duración) y me di cuenta que sin eso “no era nada”, porque no tenía ningún teléfono, ni direcciones, ni mapa, ni internet, etc. y me sentí perdido y tan asustado que tuve que ir rápidamente a una cabina de internet….después me di cuenta que nada me podía pasar que me afecte vivir en este nuevo mundo tecnológico y ….sobreviví!. Lo bueno es que esos días sin celular y sin internet me sirvieron para hacerme entender que hay muchas cosas en mi cerebro que deseaban salir y quedarse en un papel antes de almacenarse para siempre en lo profundo de mi memoria….y lo “peor” de todo es que me sentí muy bien, recién pude pensar tranquilamente sin el apuro del tiempo y mis ideas salieron sin empujarse unas a otras de una manera fluida y ordenada….cuánto tiempo habrán esperado a que pierda mi celular?

 

Finalmente les aconsejo leer el libro “El arte y la ciencia de no hacer nada” de Andrew Smart  – es un neurocientífico- donde nos explica  que el OCIO es lo mejor para la creatividad, les cito algunos párrafos interesantes:

 

…”Cuando corremos a tontas y a locas en nuestra vida cotidiana tratando de cumplir nuestro horario, tratando de responder a todos los dispositivos móviles que tenemos, publicando mensaje en Twitter y Facebook, recibiendo mensajes de texto, escribiendo mensajes de correo electrónico y revisando listas de tareas pendientes, suprimimos la actividad de la que tal vez sea la red más importante del cerebro.”

….”en promedio los trabajadores modernos se ven interrumpidos por mensajes instantáneos, alertas que anuncian la llegada de un correo electrónico o llamadas telefónicas cada tres minutos. Se ha estimado que en el trabajo se gasta del 25 al 50% del día recuperándose de las interrupciones y preguntándose: “En qué estaba?””.

….”la investigación indica que los jóvenes que envían mensajes de texto con frecuencia excesiva tienden a obtener puntuaciones más bajas en pruebas que miden la capacidad de reflexión moral”.

….”empezamos a identificarnos más con el teléfono que llevamos en el bolsillo que con la mente que tenemos sobre los hombros.”

 

Pero,  no confundamos, el OCIO a que me refiero es a pensar en nada, a “estar en nada”, no a estar ocioso escuchando música, Facebook, etc. que es el ocio multitasking ….yo pido OCIO NATURAL…dejarte llevar por la mente….algo así como meditar…sólo no hacer NADA…

Nada digital por supuesto, que es el otro ocio donde, otra vez, te inducen a comprar más y más máquinas electrónicas….y te vuelves más y más tonto cada vez.

 

Entonces, a hacer nada pues.

 

 

 

Les mando esta noticia que podría reforzar este artículo:

 

 

No hacer nada es positivo para el cerebro, según estudio

 

El estudio reveló que el mantenerse aburrido y sin ocupaciones nos produce un mejor desarrollo de nuestra imaginación.

http://www.rpp.com.pe/2013-08-27-no-hacer-nada-es-positivo-para-el-cerebro-segun-estudio-noticia_625729.html

 

El mantenerse siempre activo en alguna situación en especial, no siempre resulta ser un indicativo de alto grado de desarrollo psicológico.

Al menos no lo es para Teresa Belta y Esther Priyadharshini, de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), quienes han demostrado que estar siempre ocupados, sobre todo durante la infancia, impide desarrollar la imaginación.

Sucede todo lo contrario: aburrirse y no hacer nada es positivo para el cerebro.

Mientras nos mantenemos “frescamente” desocupados se activan unos circuitos neuronales que forman la llamada “red por defecto”, descubierta en 2011 por Raichel y Shculman.

Esta red es la causante del poder soñar despiertos, se ocupa de conectar experiencias y lecciones aprendidas en el pasado con planes futuros, crea narraciones imaginarias sobre nuestra propia vida encadenando los recuerdos y tiene una implicancia fundamental en el desarrollo de la imaginación.

No en vano,  según las estadísticas afirman que entre el 60 y el 80% de la energía del cerebro se dedica “solamente” a mantener la conexión entre neuronas.

Hay que tener en cuenta que si bostezamos espontáneamente no es por aburrimiento, ni tampoco a causa del hambre, como se suele pensar.

Según ha demostrado un estudio de la Universidad de Princeton (EE UU) lo más probable es que tengamos los “sesos” demasiado caliente, ya que a nivel biológico el bostezo es un mecanismo que sirve para enfriar el cerebro.

Luego de leer esta publicación no se preocupe si se encuentra particularmente “inactivo” durante el transcurso de su rutina diaria. Bostece sin limitaciones del “qué dirán”.

Recuerde que no hay mejor terapia para el cerebro que no hacer absolutamente nada. Pero no lo tome tan a pecho, recuerde que todo en exceso es dañino.

 

foto de la ranita: http://www.espaciomenteysalud.es/los-beneficios-de-la-relajacion/

 

 

ACTUALIZACION AL DIA 27 DE MAYO 2015 (a 2 meses del post original)

PERDÍ LA BATALLA:  Ya nada se puede hacer cuando la adicción de la electrónica llega a las casas y oficinas y es, como dice mi amigo psicólogo mecánico Mauricio Gnecco :”Una batalla perdida”.

Cada vez es peor y peor, ya la gente camina mirando los smartphones en vez de la calle, los amigos del facebook se  multiplican y muchas tonterías que se publican ya te parecen interesantes cuando “no tienes nada que hacer”, en el aeropuerto el 100% de las personas que esperan vuelos están con sus aparatitos prendidos y los lugares más importantes de los restaurantes, salones de clase y auditorios son los sitios al lado de los enchufes para cargar los celulares, etc.

Pero todos creen que los que están al otro lado de la línea están igual de ilusionados como ellos, cuanta desilusión se llevarían cuando el otro lado escribe las cosas hipócritamente solo para hacernos o sentirse bien con su soledad. Muchas veces puede ser cierto pero….y si no? Cuántos amigos virtuales tenemos a los que ya no tenemos que llamarlos por teléfono o mirarles las caras porque ya sabemos “cómo están” por facebook….nos estamos deshumanizando?

Veremos qué dice el tiempo……