Los carros con computadora se paran como burros

Les cuento que con mucho orgullo para un proyecto de desarrollo en Cusco y Huancavelica hicimos una compra de 3 maravillosas camionetas 4 x 4 marca Amarok de la Volskswagen, lo máximo en el mercado peruano y éramos la envidia de todos. Hasta las otras marcas Toyota, Nissan y las demás nos miraban con celos, todo iba bien.

Lo primero que nos pasó es que nos asaltaron en Ayacucho y se llevaron las 2 llaves de la camioneta, entonces la camioneta se quedo en medio de una calle del pueblo y nadie podía moverla, tuvimos que traer la camioneta en un camión cargado hasta Lima porque tampoco el seguro te cubre más allá del kilometro 100 desde Lima y nosotros trabajamos a 2 o 3 días de Lima a más de 500 o 1,000 km desde donde cubre el seguro. El carro no se podía mover y el seguro te dice que ni lo toques porque pierde la garantía. No puedes ni prenderlo empujando, ni en directo, nada de nada,  la computadora te lo impide. Estuvimos 2 meses sin camioneta porque la llave tiene un código que solo en Alemania lo pueden hacer, a esperar que llegue la llave (felizmente llego en un mes gracias a Dios….quién te paga el retraso en el proyecto?)

Otra vez se rompió el filtro de gasolina felizmente saliendo de Lima y regresamos en grúa al taller para que escaneen la famosa computadora que te dice en qué falla y luego te dice que debes cambiar el filtro de gasolina, que obviamente tu lo has visto que se cae a pedazos. La computadora no puede fallar.

Para redondear esta historia el mes pasado octubre 2012 (las camionetas son del 2010) solo se rompió una simple faja del ventilador cuando estábamos a más de 4,000 msnm en la sierra de Huancavelica, la camioneta no se movió, como un burro cuando no quiere caminar,  lo peor es que no puedes cambiarla tú mismo –aunque tuvieras repuesto- como lo hacías fácilmente con las otras camionetas mecánicas que se arreglan en minutos y sigues viaje. Con estas camionetas no, nadie las puede prender porque tienen que llevarla al taller para scanearla y ver qué se malogró. Otra vez traerla en camión, subirla, bajarla, rasparla, etc. Ahora rezamos cada vez que vamos a trabajar.

Mi amigo Carlos – que también trabaja en zonas rurales-  me contó que lo mismo sucedió con su nueva Toyota 4×4 cuando pasó por un vado (pequeño río sin puente) y el agua entró en la computadora…luego se apagó para siempre.

Si vas a trabajar en zonas rurales, agreste, en caminos que no están asfaltados, que pasarás por ríos o vados, es decir que viajes por el Perú, NO TE COMPRES UNA CAMIONETA QUE TENGA COMPUTADORA, te arrepentirás.

Si es sólo para alardear y manejar dentro de la ciudad de Lima entonces cómprate lo que quieras.