La pobre UNSAAC (1)

 

La pobre UNSAAC (1)

Soy cusqueño y profesor de una universidad particular (no empresa) en Lima y atento seguidor desde hace años de la historia de la UNSAAC desde que salí del colegio en 1974. Quizás esta historia que les cuento sea la misma para todas las universidades públicas del Perú *

La UNSAAC – Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco – es de las universidades más viejas del Perú, tiene 321 años de fundada, y ahora está en el puesto número 4062 del ranking mundial (la PUCP está en el puesto 696) , el puesto 341 en el ranking continental y el puesto 15 del ranking peruano; pero esto no interesa mucho ahora. *

Desde hace muchos años (más de 30) cuando uno de mis tíos abuelos era rector, la UNSAAC era símbolo de la izquierda roja y de allí salieron muchos líderes políticos que gobernaron bien o mal nuestro país, pero donde la ideología y el poder de pensamiento de los cusqueños siempre estaban allí, en la punta. En esa época no había canon ni nada por el estilo y era la única universidad a la que se podía acceder en el Cusco y tenía mucho poder.

Luego llego la época del terrorismo, donde incluso era una universidad líder en esto, y las huelgas era pan de cada día, hasta se hicieron parte del programa anual de los profesores *, ya estaba organizado para que en junio o noviembre (justo antes de las fiestas debían entrar en huelga por cualquier cosa, luego se regresaba a trabajar días antes de navidad o fiestas patrias para cobrar sus gratificaciones y tener vacaciones y se retomaba las clases después de 2 o 3 meses (lo que durara el verano en Lima), esto sucedía año a año… hasta que los alumnos quisieron terminar sus carreras en el plazo previsto. Otros negociantes de universidades se dieron cuenta que ya la gente podía pagar dinero dándole educación de un poco más de calidad (eso decían) y que los padres de familia preferían pagar dinero por 5 años que alimentar a sus vagos y huelguistas hijos por 8 o 10 años en la UNSAAC. Era negocio para las empresas-universidad, y para los padres también, y fue así que nacieron las universidades empresariales privadas que han crecido rápidamente y siguen creciendo más y más… y todo con sus propios recursos.

Mientras eso la UNSAAC se estaba quedando con los alumnos más pobres y teniendo cada vez menos alumnos*,  seguía teniendo los mismos profesores que no se capacitaban más, las mismas autoridades almidonadas que piensan solo en ellos mismos y en tener el poder de la universidad y creían que todo iba bien. Para su buena suerte les llegó plata del canon y ahora tienen mucho dinero para levantarse académicamente como en investigación, pero que no la pueden gastar sólo por la incompetencia de estas autoridades enclaustradas en el poder.

Conozco muchos casos de corrupción hasta del nivel de las secretarias, casos de profesores que cobran por asesorías de tesis chantajeando a sus alumnos, casos de  profesores que se hacen decir doctores (título que tanto gusta a los cusqueños) y que en realidad no lo tienen, muchos casos de profesores envidiosos que hacen lo imposible para que sus alumnos se titulen, etc. que lo escribiré poco a poco cuando tenga tiempo*, pero ahora me animo a escribir porque los alumnos entraron en huelga estos días de junio del 2013. Creo que ahora con mucha razón.

Si yo fuese un alumno actual de la universidad vería que mis autoridades, que son siempre los mismo y van rotando, hablan los mismos discursos desde hace años, que  siempre andan rodeados de  sus profesores ayayeros,  están siempre presentes como figura decorativa en todas las ceremonias públicas del Cusco, viejitos, incapaces de gastar un dinero que debe ser para los alumnos, creídos y desafiantes detrás de las leyes y sus partidos políticos privados y totalmente pasados de moda hasta en el uso de las herramientas informáticas; siguen perpetuándose en el cargo. Y si me doy cuenta –  como alumno de la UNSAAC- que parece ser que hay otras listas políticas  ya  esperando que salga este grupito para poder tomar el poder en el futuro, entonces yo estaría realmente asustado y sin esperanza de mi propio futuro. Aparte si veo que todo eso sucede delante de  mis narices mientras mis compañeros de otras universidades ya están trabajando y viviendo bien…tendría que levantarme a protestar, no?….y eso es lo que están haciendo.

Esta universidad – y casi todas las universidades públicas- necesitan un cambio total de sus autoridades y de sus pensamientos, en realidad yo los cambiaria a todos, especialmente a los que piensan que ésta sigue siendo la mejor universidad del Cusco, cambiaría a los que creen que no hay que gastar el dinero  que ya tienen y que creen están ahorrando para el futuro, cambiaría  a todos los que ya pasan de 60 años y no tienen intenciones de cambio,  traería más profesores doctores jóvenes de otras universidades del Perú y del mundo, porque plata tengo, porque ganas tengo y porque en realidad, como alumno de la UNSAAC me estoy muriendo de inanición, de pereza, de falta de conocimientos y perdiendo mi tiempo por culpa de otras personas ineptas, corruptas  y creídas de lo que no son.

Ojalá que esta nueva ley universitaria sirva para arreglar las cosas, para mejorar nuestras universidades (ahora no tenemos excusa!), para levantar el prestigio y calidad de la universidades públicas y privadas. Y si los profesores viven en su  mundo de confort creyendo que todo está bien mientras las autoridades se enfrascan en peleas políticas también creyendo que todo va  seguir igual, entonces es el turno de los alumnos que deben pelear por sus derechos con toda la razón del mundo, no por algo TODOS los peruanos les estamos pagando su educación con nuestros impuestos.

Miguel Hadzich

www.miguelhadzich.com

14 junio 2013

 

  • Escribiré sobre estos temas después.