El problema de los jóvenes rurales y las tecnologías limpias

 

Copia de la entrevista que me hiciera la revista AGRONOTICIAS sobre el problema de los jóvenes y las tecnologías limpias para el campo.

ENCUESTA PARA EL ING. MIGUEL HADZICH MARÍN, JEFE DEL GRUPO DE APOYO AL SECTOR RURAL DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERU, EN TORNO AL AÑO INTERNACIONAL DE LA AGRICULTURA FAMILIAR (2014)

PREGUNTA: Según el IV Censo Nacional Agropecuario (2012), el 94.5 % del total de productores registrado por este proceso está compuesto por minifundistas y pequeños posesionarios  con menos de 20 hectáreas por cabeza y el 68% de éstas sin riego. A la vez, dicho segmento conduce el 50% de las tierras útiles del país y produce casi el 70% de los alimentos que consumimos todos los peruanos; no obstante lo cual sólo el 10 % de sus integrantes recibe alguna forma de asistencia técnica y únicamente el 9% tiene acceso al crédito formal. En consecuencia, es un sector mayormente deprimido, cuya situación ahora se ve agravada por la escasez de mano de obra para las faenas agrarias, porque los jóvenes rurales prefieren emigrar hacia la ciudad o a otras actividades económicas. Frente a este cuadro, ¿qué tecnologías apropiadas y accesibles puede ofrecer o recomendar la institución que Ud. representa a los minifundistas y pequeños productores, para mejorar la eficiencia de sus actividades  productivas y —al mismo tiempo— atenuar o compensar a la creciente escasez de mano de obra?.

 

Es muy notorio que los jóvenes rurales se trasladen a las ciudades para ser “profesionales” pero luego, cuando no ingresan a las universidades se quedan trabajando como taxistas, ayudantes, obreros o vigilantes. Regresan a sus tierras los que no pudieron tecnificarse o profesionalizarse, pero al regresar compiten con sus hermanos y padres por el terreno que debería tocarles por herencia y la mayoría quiere trabajar en las municipalidades que por estos tiempos pagan muy bien y tampoco quieren regresar a sus chacras. Menos ganas de trabajar tienen si no poseen las herramientas necesarias que los ayude en su trabajo. Esto se puede solucionar usando tecnología limpia y segura que usa los recursos del sol, el viento, el agua y la biomasa; estas son las tecnologías de energías renovables que tanta falta hacen en el Perú. Ya tenemos las tecnologías adecuadas para bombear agua, electrificar, dar calor o frío en cualquier lugar del país, ver foto de rueda hidráulica.

Por ejemplo si tenemos bombas solares o hidráulicas, éstas hacen su trabajo automáticamente, se prenden solas cuando sale el sol o cuando tenemos agua, bombean todo el día y luego se apagan solas cuando el sol se va o se corta el agua del manantial o río; entonces los jóvenes sólo trabajarían con el riego tecnificado, así trabajarán menos y cosecharán más con el mínimo esfuerzo. Ya podemos ver esta tecnología en la Granja Ecológica PUCP en Cusco donde estamos preparando un proyecto de capacitación para convencer a los decisores de los proyectos de las bondades de las tecnologías nuevas. Solo por ignorancia estamos retrasados.

 

Mayor información: www.gruporural.pucp.edu.pe

Ing. Miguel Hadzich Marín mhadzic@pucp.edu.pe