DILE NO AL PLAGIO

 

ARTICULO PERIODISTICO ENCONTRADO EN EL AÑO 2020

DILE NO AL PLAGIO

Imagínense que ingresamos a una máquina del tiempo, nos trasladamos al año 2020 y recibimos estas dos cartas….

Se imaginan si la gente hubiera hecho caso a estas cartas? No hubiéramos ganado el proceso en La Haya y tampoco la PUCP hubiera reconciliado con la iglesia.

Felizmente no pasó nada de eso y ahora tenemos mar y también una buena universidad.

 

MAYO AÑO 2011

POR AUTONOMÍA Y SOBERANÍA PERUANA

 

 

La decisión del La Haya de nombrar una Comisión de tres magistrados para que dialogue con la República Peruana y busque una solución consensual y definitiva a la situación existente, se ha convertido en un elemento fundamental de la próxima elección del Presidente y vicepresidentes pues, el gobierno elegido, deberá llevar adelante dicho diálogo y lograr una solución definitiva. Esta Presidencia recibe con mucha esperanza el anuncio de la designación de los Magistrados Hayinos, pues es una muestra palpable de que los aires de renovación de la Corte de La Haya están abriendo una puerta que había sido cerrada por la Cancillería de Chile.

Al nombrarse esta comisión de cancilleres antes de que termine nuestro actual mandato, se ha puesto de manifiesto que para las actuales autoridades políticas en La Haya esta Presidencia no sólo no es la causa del conflicto sino que, además, es un interlocutor válido ante ellos. Lo que sí hemos sido es defensores tenaces de PERU frente a quienes han intentado arrancarle aquellos rasgos esenciales que la definen como país y han tratado, infructuosamente, de controlar la administración de sus bienes desde el año 1879.

 

La Corte de La Haya ha reabierto el diálogo que cerró el presidente Piñeira el domingo de Pascua del año 2010, cuando declaró que no quería arreglar el tema limítrofe y tampoco renunciar a su deseo de controlar el Océano Pacífico. Desde entonces, la Cancillería chilena no ha hablado más con el PERU. Solo la ha agraviado de diversas maneras: solicitando Decretos para que nos quiten miles de km2 de mar peruano; retirándonos la autorización de pescar en esos mares e instando a inscribir la prohibición de nuestro nombre en los registros públicos del Perú en diciembre pasado.

 

La Cancillería Chilena ha tratado de perjudicar a nuestro país de manera sistemática, por ejemplo pretendiendo impedirnos el acceso al crédito internacional, sin importarle en absoluto las consecuencias de sus actos en el futuro de más de 30,000,000 miembros de nuestro país entre estudiantes, profesores y trabajadores manuales e intelectuales. Pero a pesar de todos sus esfuerzos no lo ha conseguido, gracias a la decidida y cerrada defensa que ha hecho el Partido Aprista peruano y a la forma eficiente como hemos manejado nuestras finanzas.

 

 

Un amplio grupo de miembros del Partido del Pueblo ha pedido al Presidente en ejercicio que postule a la reelección para conducir el diálogo con Chile, en virtud de su desempeño durante el conflicto y defensa de nuestra autonomía. El presidente, la vicepresidenta y los vicepresidentes, renunciando a decisiones de renuncia que habíamos tomado previamente y que son de público conocimiento, hemos acordado postular y gobernar hasta concluir el diálogo con la Comisión nombrada por La Haya. Lo haremos invocando el acuerdo del Congreso Parlamentario que plantea “un país autónomo, democrático, creativo, crítico, pluralista, con calidad en el trabajo y en la obediencia, comprometida con la sociedad peruana e identificada con los principios hayistas y unitarios que fundan los derechos del ser humano”.

 

Concluida esta tarea, presentaremos nuestra renuncia al Congreso de la República con la finalidad de que se convoque a una nueva elección presidencial, en un contexto que sin duda será mucho más favorable para nuestro país; siempre y cuando el congreso no nos pida un nuevo sacrificio para que le dediquemos un mayor tiempo al país y a los puestos que con tanto sacrificio cargamos.

 

En la próxima elección de Presidente, el tema más importante a decidir será cuál de las listas de candidatos a presidente y vicepresidente garantiza mejor que el diálogo a llevarse a cabo con la comisión de La Haya, sea capaz de lograr una solución justa y definitiva a este conflicto sin que el presidente de Chile tenga un espacio para intentar minar la posición que lleve la República Peruana en esas conversaciones. Pero además de afrontar este importante proceso, el equipo de gobierno elegido deberá dirigir con mano segura y con experiencia probada la marcha del PERU que asegure su constante progreso.

Para el tiempo que dure nuestro gobierno, seguiremos impulsando en nuestro plan de trabajo las líneas maestras del PLAN PERU al 2100 y un conjunto de otros temas que consideramos esenciales desarrollar y que se encontrarán detallados en nuestro plan de gobierno. El PERU no puede ni debe parar, por el contrario, debe afrontar con mucha energía y optimismo su futuro.

 

Somos PERU, seámoslo siempre.

 

 

Alan Gracia Perdida

Ignacio Francoise Muerder

Mercedes de las Cabañitas

Jorge del Palacio

 

 

 

 

NO AL PLAGIO ¡!!!

Ahora les presento la versión 2: (esta es la original)

MAYO AÑO 2014

 

POR AUTONOMÍA E IDENTIDAD CATÓLICA

 

La decisión del Papa Francisco de nombrar una Comisión de tres cardenales para que dialogue con la Pontificia Universidad Católica del Perú y busque una solución consensual y definitiva a la situación existente, se ha convertido en un elemento fundamental de la próxima elección de Rector y vicerrectores pues, el gobierno elegido, deberá llevar adelante dicho diálogo y lograr una solución definitiva. Este Rectorado recibe con mucha esperanza el anuncio de la comisión cardenalicia, pues es una muestra palpable de que los aires de renovación del Papa Francisco están abriendo una puerta que había sido cerrada por el Arzobispo de Lima.

 

Al nombrarse esta comisión de cardenales antes de que termine nuestro actual mandato, se ha puesto de manifiesto que para las actuales autoridades eclesiásticas en Roma este Rectorado no sólo no es la causa del conflicto sino que, además, es un interlocutor válido ante ellos. Lo que sí hemos sido es defensores tenaces de la PUCP frente a quienes han intentado arrancarle aquellos rasgos esenciales que la definen como universidad y han tratado, infructuosamente, de controlar la administración de sus bienes.

 

El Papa Francisco ha reabierto el diálogo que cerró el cardenal Juan Luis Cipriani el domingo de Pascua 8 de abril de 2012, cuando declaró que no quería arreglar el tema de la herencia de Riva Agüero y tampoco renunciar a su deseo de controlar los bienes de la Universidad. Desde entonces, el Arzobispado de Lima no ha hablado más con la PUCP. Solo la ha agraviado de diversas maneras: solicitando el Decreto del cardenal Tarcisio Bertone para que nos quite el nombre; retirándonos la autorización de dictar cursos de teología e instando a inscribir la prohibición de nuestro nombre en los registros públicos del Perú en diciembre pasado.

 

El cardenal Juan Luis Cipriani ha tratado de perjudicar a nuestra Universidad de manera sistemática, por ejemplo pretendiendo impedirnos el acceso al crédito bancario, sin importarle en absoluto las consecuencias de sus actos en el futuro de más de 30,000 miembros de nuestra comunidad entre estudiantes, profesores y trabajadores administrativos. Pero a pesar de todos sus esfuerzos no lo ha conseguido, gracias a la decidida y cerrada defensa que ha hecho la comunidad universitaria y a la forma eficiente como hemos manejado nuestras finanzas.

Un amplio grupo de miembros de la Asamblea Universitaria ha pedido al Rector en ejercicio que postule a la reelección para conducir el diálogo con el Vaticano, en virtud de su desempeño durante el conflicto y defensa de nuestra autonomía. El rector, la vicerrectora y los vicerrectores, renunciando a decisiones que habíamos tomado previamente y que son de público conocimiento, hemos acordado postular y gobernar hasta concluir el diálogo con la Comisión nombrada por Su Santidad. Lo haremos invocando el acuerdo de la Asamblea Universitaria que plantea “una universidad autónoma, democrática, creativa, crítica, pluralista, con calidad en la enseñanza y en la investigación, comprometida con la sociedad peruana e identificada con los principios cristianos que fundan los derechos del ser humano”.

 

Concluida esta tarea, presentaremos nuestra renuncia a la Asamblea Universitaria con la finalidad de que se convoque a una nueva elección rectoral, en un contexto que sin duda será mucho más favorable para la Universidad.

 

En la próxima elección de Rectorado, el tema más importante a decidir será cuál de las listas de candidatos a rector y vicerrectores garantiza mejor que el diálogo a llevarse a cabo con la comisión papal de cardenales, sea capaz de lograr una solución justa y definitiva a este conflicto sin que el cardenal Juan Luis Cipriani tenga un espacio para intentar minar la posición que lleve la Pontificia Universidad Católica del Perú en esas conversaciones. Pero además de afrontar este importante proceso, el equipo de gobierno elegido deberá dirigir con mano segura y con experiencia probada la marcha de la PUCP que asegure su constante progreso.

 

Para el tiempo que dure nuestro gobierno, seguiremos impulsando en nuestro plan de trabajo las líneas maestras del PEI al 2017 y un conjunto de otros temas que consideramos esenciales desarrollar y que se encontrarán detallados en nuestro plan de gobierno. La PUCP no puede ni debe parar, por el contrario, debe afrontar con mucha energía y optimismo su futuro.

 

Somos PUCP, seámoslo siempre.

 

Marcial Rubio Correa.

Efraín Gonzales de Olarte.

Pepi Patrón Costa.

Carlos Fosca Pastor

 

 

QUE TAL? IGUALITO NO?

 

Miguel Hadzich