Conga ni viene ni va

Caricatura: Markus Ronjam

 

CONGA VA O NO VA?….qué deberíamos decir las universidades?

Conga va o no va?… parece ser la pregunta del año y el pueblo se ha polarizado alrededor de esta pregunta contestando Sí o No como si se tratara de un partido político o de un equipo de fútbol; contestamos como niños obedientes que hemos sido bien entrenados o bien amenazados, contestamos sin conocer bien el problema, sin tratar de entender al equipo contrario y oponiéndose a todos los que no piensen como nosotros. Si todo sigue así nunca se solucionará este problema y será un dolor de cabeza para el nuevo presidente y para todos los que sigan.

El problema radica en que nadie quiere decir la verdad (o no dicen toda la verdad, que es una forma de mentir) hasta tal punto que se contrata gente de otros países como árbitros imparciales de un problema que a ellos ni les interesa (y también quiere decir que desconfiamos de los peruanos mismos), porque si es cuestión de pagar puedo buscar a los mejores expertos del mundo y con mucho gusto harán su trabajo. Ojalá esta comisión sea verdaderamente ética y no dirigida e influenciada políticamente. Y dudo de esto porque así se hicieron los EIA de los últimos proyectos mineros, gasíferos, petroleros, hidroeléctricos y de carreteras donde los mismos funcionarios que aprobaron estos permisos ahora trabajan en esas empresas. Todo huele a corrupción por aquí.

Dentro de este aspecto viene la pregunta, qué deben decir las universidades? Recordemos que somos el cerebro del pueblo, deberíamos serlo, pero ¿lo somos realmente? Creo que nuestro deber es decir la verdad al pueblo, pero vemos el problema con indiferencia o quizás tengamos miedo. Miedo? Sí, miedo a perder los contratos de las empresas con nuestros laboratorios si la verdad no les conviene, miedo de perder trabajo en las ONGs si la verdad no sale como ellos dicen, miedo a todo lo que ya tenemos logrado y podríamos perder. Todo se reduce al temor de perder dinero, poder y respeto por nuestros comentarios, ya sean a favor o en contra de Conga y por eso preferimos no decir nada y callarnos, es una vergüenza.

Yo creo que somos justamente las universidades las indicadas en el Perú de contar la verdad, porque eso es lo que enseñamos a nuestros hijos y eso es lo que nuestros los padres esperan de nosotros: que aprendamos , investiguemos y digamos la verdad. Debemos de enseñar la verdad desde todos los puntos de vista y desde las distintas carreras profesionales que tengamos, no solo de la parte de ingeniería como parte técnica sino también de sociología, geografía, antropología, derecho, educación o cualquier otra carrera ….y es allí donde empiezan los problemas. Voy a poner como ejemplo mi propio caso: soy ingeniero mecánico de la Católica y cuando me preguntan si Conga va o no va, no sé exactamente qué responder, porque todavía no he estudiado el problema, porque no he ido a Conga ni conozco el problema en el sitio mismo y ni siquiera he escuchando directamente a las dos partes y, especialmente, porque solamente con las mentiras que nos dicen los diarios no podría dar una opinión técnica al respecto. Se habla de minería responsable y yo sé que todas las minas contaminan, no conozco todavía ninguna mina que no lo haga, e incluso no conozco ninguna empresa de cualquier rubro que no lo haga, es algo así como cuando nos hacen creer que el gas es ecológico, mentiras. “Miente, miente que algo queda” dice la frase de Goebbels, ministro de propaganda nazi y de repente inspirado por Maquiavelo. Y eso es exactamente lo que está pasando con el pueblo de Cajamarca; pregunten a la gente seriamente sobre el proyecto y les aseguro que nadie sabe EXACTAMENTE qué pasa; los mineros y empresas por un lado estarán a favor, claro!… si de eso van a vivir los próximos años y les importa un pepino si algo se contamina o no. Pregunten a las comunidades involucradas y estos dirán que NO al proyecto porque es lógico que tengan miedo a lo desconocido si nadie les dice la verdad y creen que pueden contaminarse como les pasó con el derrame del mercurio, conocen su ignorancia, tienen razón de tener miedo. Hay que enseñarles la verdad y que ellos tomen la decisión, es su vida. Obviamente también es lógico que esto sea aprovechado por ONGs y políticos que quizás tampoco saben toda la verdadera verdad… o si la saben tampoco la dicen totalmente. Mentir es el negocio.

Dentro de toda esta desinformación es que la universidad debe tomar su lugar, debe estudiar el caso y poner a sus ingenieros, sociólogos, mineros, geógrafos, antropólogos, etc. de todos los precios y colores políticos para que expliquen técnicamente lo que sucede. Quizás sea un poco difícil porque ya muchos de nuestros profesores están alineados a ambas partes, entonces pediremos que ellos se callen.

La Católica debe ser neutral? Claro! Y cualquier universidad también, esa es nuestra misión en el mundo. Nosotros tenemos gente capaz de esclarecer el problema ; eso debe ser una fortaleza pero parece que es una debilidad. Los buenos y los malos (y no digo quién es quién) son de nuestra universidad y así debe ser, por eso nos llamamos universidad. Sinceramente creo que si habláramos honestamente quizás podríamos solucionar el problema de Conga aún a costa de nuestros intereses económicos y políticos. Nuestra ética universitaria nos empuja a enseñar la verdad, salga lo que salga….pero lo vamos a hacer? Desgraciadamente apuesto que callaremos, y apuesto que callarán también las otras universidades, otra vergüenza.

Caricatura: Carlin

Pero no todo es malo, todavía quedamos los indecisos, los que todavía no conocemos bien el problema y los que tenemos la profesionalidad técnica de ver el problema seria y neutralmente, los que podemos investigar la verdad desde el punto de vista técnico y ambiental….somos el GRUPO de la PUCP. La gente nos dirá que para qué nos metemos en problemas que no nos interesan. Por qué lo haríamos? Porque queremos saber la verdad y porque conocemos el problema rural de las zonas más alejadas. Podríamos dar nuestro granito de arena para ayudar. Y podemos hacer ese trabajito si nos dejan estudiar el caso independientemente, siempre y cuando nos dejen publicar los resultados tal como salgan, afecte a quien afecte. Pero dudo mucho que eso se haga por todo lo que les expliqué. Nuestros resultados serían una forma comunicacional de enseñar al pueblo cajamarquino LA VERDAD de forma simple y entendible para todos, tenemos que contarles todo lo que salidría de las investigaciones técnicas, económicas y ambientales para que ellos tomen sus decisiones, de decirles claramente lo que les va a pasar si Conga va o no va. Pero ojo, solamente lo haríamos desde el punto de vista técnico, económico y medio ambiental, hasta allí llegamos; no nos meteremos en la parte social ni política que es problema de ellos. Y quisiéramos aclarar cosas simples de las que nadie quiere hablar, por ejemplo: Contaminará Conga o no? Cuánto? Cuánto de capital se llevarán las empresas y con cuánto se quedará la comunidad? Cuánto se quedará en Lima y cuánto en Cajamarca? Harán socios a las comunidades? Quedarán los ríos y valles igual o mejor de lo que están hoy? A cuántos de ellos contratarán en el proyecto y cuánto les pagarán?. Se quedarán sin agua las comunidades? Tendrán truchas en el futuro? No tienen las comunidades otra forma de desarrollo que no sea la minería? Qué hay de las nuevas sociedades de transición en Europa que podrían ser un ejemplo de campos ecológicos sostenibles en Cajamarca? Se podrán hacer proyectos futuristas en la zona? Serían capaces los gerentes e ingenieros de tomar un vaso de agua diario de estos futuros ríos? Son preguntas que nadie quiere responder.
La última pregunta la hice porque conocemos un río en Huancavelica que actualmente nadie puede ni bañarse ni tomar agua porque al día siguiente te salen llagas…y nadie dice nada. Igual podría pasar allá sin que al gobierno le interese.

Finalmente, que pasará con Conga?…yo creo que seguirán las peleas, después las muertes y finalmente lo pararán un tiempo más hasta que se termine el periodo de este gobierno, no les queda otra. Este artículo será releído dentro de muchos años y me darán la razón, y ojala todavía esté vivo para reírme del temor de mis colegas y de la ignorancia de mis compatriotas.
Entonces, Conga va o no va? La respuesta sería: Conga ni viene ni va….a no ser que nos culturicemos con la verdad.

Miguel Hadzich
10 abril 2012

Caricaturas de Markus Ronjam y de Carlín, buenazas.


Tagged:

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *