CARTA AL PAPA FRANCISCO DESDE PERÚ

Querido Papa Francisco, le escribe Miguel Hadzich Marín, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú para agradecerle todo lo que está haciendo por el mundo en estos casi 3 años que nos guía a todos los católicos y porque mi historia está íntimamente ligada a la suya, aunque no lo crea.

Hace exactamente la misma cantidad de días y horas desde que Ud. es Papa yo también volvía a nacer y ahora – desde el GRUPO PUCP que dirijo –  tratamos de ser los Papas Tecnológicos en el Perú, trabajando en beneficio de los más pobres y necesitados ayudando con  tecnología limpia y sostenible.

Le mando abajo el texto original que yo había escrito a los 2 meses de mi operación al pulmón y mientras me hacía la quimioterapia. Ahora han pasado 2 años y 8 meses y los doctores me han dicho que mi salud va por buen camino, tengo mi amigo y alumno de ingeniería electrónica que ahora es cura y jefe de nuestra “parroquia” dentro de la universidad y que reza siempre por mí, por lo que el futuro se me hace muy optimista.

Le escribo para intentar la posibilidad de que algún día pueda conocerlo en persona o para que Ud. me conozca a la distancia en este mundo virtual en que ahora vivimos y me regale un poco de su energía para que continuemos trabajando de la misma manera, tal como nos enseño nuestro querido Jesucristo.

 

Texto original escrito en Mayo 2013

 

NACIENDO DE NUEVO CON EL PAPA FRANCISCO

 

Esta es  mi propia historia que va ligada con la del nuevo Papa Francisco, por qué?

Justo el mismo día que lo elegían Papa para todo el mundo, el día 13 de Marzo del 2013, o sea el 13/03/2013 (cuya suma de números también da 13) estaba  yo saliendo del quirófano de una operación a mi pulmón donde me sacaron los 2/3 del lado derecho por encontrarme un tumor maligno en esa zona. La operación iba a durar solo 3 horas, de 8 a 11 am y despertaría en la mañana, pero cuando me despertaron y dijeron: “Buenas tardes Sr. Hadzich”, supuse que algo raro había ocurrido en la operación y, efectivamente vino mi  esposa y me dijo: “Choli, ya tenemos nuevo Papa, se llama Francisco y vive con un pulmón menos desde hace más de 20 años y le va muy bien.” Lo entendí todo y me alegré de haber sobrevivido.

Me cuentan también que el humo blanco en el Vaticano salió a la misma hora que yo salía de la sala de operaciones y que mi mamá, que también estaba enferma en casa  de mi hermana, dice que me vio en la televisión en el momento que el Papa salía elegido y comentó: “Miren, allí está mi hijo Miguel”. Nadie dijo nada.

Lo tomo como una buena noticia pues ya mi cáncer fue erradicado y con la quimio que estoy llevando espero que sea definitivo. Ahora con este nuevo Papa y con mi nuevo pulmón derecho que creció para ocupar el espacio vacío, estoy empezando una nueva vida, con mucho optimismo para seguir ayudando a la gente pobre con tecnología (que es lo que sé hacer) y siento que el Papa y yo estamos de alguna forma unidos por estos eventos, por nuestra fe y por nuestros pulmones luchadores.

 

19 mayo 2013